Nuevas Constelaciones Familiares

Como un gran océano, somos parte de una inmensidad sistémica, compuesta por miles de gotas de agua que pertenecen todas por igual. Creando una unidad energética, con consciencia propia, una red de comunicación que se ocupa de la supervivencia de todos. Gracias al movimiento de las mareas más profundas, el agua es empujada hacía más vida, tocando la realidad de la tierra. Así, desde lo experimentado, guiados por el Amor...por Algo más Grande que nosotros, tomamos consciencia de nuestra Totalidad.

Heredamos dificultades y patrones de conducta con nuestras fidelidades inconscientes al sistema familiar. Nos intrincamos en promesas arcaicas que nos frenan e incapacitan para tomar la libertad de crecer en la vida y ser felices. Con las Constelaciones Familiares lo vemos y lo liberamos gracias a  las Fuerzas del Amor. Dándonos cuenta de lo esencial que es estar en el Adulto, en el presente, en la realidad, en la autonomía existencial.