kINESIOLOGÍA  RAÍZ 

 Conoce el origen de los conflictos, síntomas, dificultades, la raíz está en el inconsciente. Desde una visión cuántica y sistémica, creamos la posibilidad de liberar, sanar todo lo que nos impide vivir plenamente.

 El cuerpo habla a través de la respuesta muscular del testaje, lo que permite una comunicación directa con el inconsciente

y supraconsciente. Detectando de una manera exacta y directa cuales son las claves para el cambio, que emociones, roles, memorias de la infancia, memorias ancestrales, nuestra actitud en la vida, energía bloqueada, creencia, campo mórfico, qué nos limita y atrapa sin saberlo en el pasado... Provocando a la vez alteraciones físicas, mentales o/y bloqueos en las relaciones, maternidad, en el trabajo, la pareja, la economía, etc. La conciencia de la raíz nos ayuda a soltar el pasado y así poder crecer, crear posibilidades desde el presente, donde reside nuestro potencial y nuestra fuerza. 

En qué consiste esta herramienta?

  Empezamos la sesión con el protocolo Kine Raíz, que consiste en ver si el cliente está en su identidad (es la fuerza y el poder personal que reside en nuestra expresión única, quien soy) ya que fuera de nuestra identidad no hay una buena conexión con los recursos internos, ni acción impulsora para el cambio, ni neutralidad para ser conscientes. Con lo cual, es primordial recuperarla aunque sea en un porcentaje básico, en realidad es todo un trabajo de vida estar en nuestra identidad. Hay muchas cosas que nos sacan de la identidad: miedo, sumisión, negación de la realidad, resentimiento, dependencia, vivir en el pasado, resistencias, y un largo etc. En esta primera parte  ya se produce una gran cambio y se nota mucho. El consultante siente muy coherente la información que le da su inconsciente y además le es útil para liberarse. Posteriormente seguimos con el testaje, con el tema que le preocupa o vemos con ayuda del inconsciente que es lo prioritario a sanar en este momento para su evolución (en la actualidad cuando es posible presencial por motivo de la covid, chequeo sin tocar, es decir, con mis brazos haciendo de testigo de la otra persona, testaje desplazado. Como hago habitualmente en las sesiones telefónicas o videollamadas) Teniendo claro el tema, buscamos a través de palabras, imágenes de cartas asociativas o  en algunos casos movimiento fenomenológico, la raíz en cuestión. (os recuerdo que el inconsciente es atemporal y guarda como si fuese ayer las experiencias que le impactaron y no supo resolver. No distingue lo que es real de lo imaginario. Es nuestro protector ante el dolor físico o emocional y a la vez nuestro jefe, guía cada decisión sin neutralidad y nuestras reacciones, comportamiento, vida con absoluta fidelidad a los mandatos inconscientes padres, abuelos, ancestros en general que marcaron nuestro guión de vida en nuestra concepción e infancia) Con la información recibida uno toma consciencia de la emoción, área de su vida bloqueada y su origen-raíz.  Sabemos por la Física cuántica que el hecho de ver, ya transmuta la situación, al tomar consciencia de esa realidad inconsciente hasta ese instante o seminconsciente. No hay reglas fijas, ya que el inconsciente dirige la sesión con una precisión extraordinaria, es como un hilo conductor, con los pasos perfectamente alienados. Cada vivencia con la Kinesiología Raíz es diferente y totalmente personalizada, juntos el cliente y yo vamos descubriendo el paso siguiente, lo esencial para la sanación, lógicamente con las herramientas que yo dispongo como terapeuta, las cuales pongo a vuestro servicio. El siguiente paso puede ser una visualización curativa o/y un movimiento sistémico o un ejercicio de PNL o/y un trabajo energético muy preciso de las memorias corporales (el cuerpo es el archivo del inconsciente) en el vemos que las sensaciones del cuerpo espontaneas nos muestran esa liberación. Me apoyo para ello con los cuarzos, un soporte de conexión con el potencial cuántico del cliente. Terminamos cuando el testaje me dice que no necesita por esta vez nada más, tiene suficiente información para integrar y sería contraproducente seguir. La frecuencia de las sesiones la elige cada uno cuando lo sienta.